Páginas

jueves, 17 de julio de 2008

CINCO POEMAS DE HERNANDO GUERRA




DURRELL 
La ciudad cambia de nombre, se pierde con nosotros
calle abajo.




CIUDAD ILUMINADA
Escindidos, quizás una ciudad iluminada nos mire
desde adentro.

Divididos desde el primer abismo.

Desde el primer poema exiliados en esta ciudad
que se desploma.




EXTRAVÍO
La ciudad está en otro lugar, el cielo se nos viene
encima como laberinto.

Cruzamos la noche por calles inconclusas.

ANTES
Calles de todos los colores rumbo al abismo. Sin
mirarnos avanzamos por la noche enfundados en
gruesos abrigos de miedo. Sin sabernos.

Antes de caer, al menos un trozo de sol, un pedazo
de luz,

o el derecho inalienable de morir.




DESARRAIGOComo al principio el extravío, la separación.
Como la primera vez el desarraigo.

Y los años descendiendo verso a verso,

la frágil escalera del poema.